martes, 20 de abril de 2010

NUESTROS PRIMEROS PASOS...

Me la juego. Sí.
Martes 9.30 de la mañana. Llamo al centro médico.
- Por favor, ¿cita para la doctora Naranjo?
- El día 4 de Mayo a las 11.30h
Toma ya, dos semanas más para que me haga el plan de rehabilitación que se supone acabará de quitarme la maldita lesión.
Me ahogo. Me muero. Me pongo las zapas, las mallas, la rodillera de protecciones metálicas de cuando me casqué la otra rodilla, hago 3*30 abdominales (noto perfectamente las diferentes capas de adipocitos) y a la calle. Amenaza lluvia. Me la pela. 2,5 Kms. 20 minutos. A 8 min/km. Me siento ligero, veloz, Said Aouita. Me siento libre...doy mis primeros pasos
Me ducho y salgo a la guarde a recoger a Jorge...

video

Jorge se arranca, también da sus primeros pasos, ya anda y me tiene agotado. Estamos dando nuestros primeros pasos...

Voy a seguir corriendo, necesito limpiar mi mente de malos pensamientos y sólo puedo hacerlo practicando deporte. Esta mañana salía de casa y regresaban dos vecinos del TRI-VAL de darle a la bici. Se me caen las lágrimas. A ver si se acaba esta mala racha.

El profesor de ética me tiene frito porque en el debate de la asignatura sobre toros sí/no me dejo llevar por la pasión sin argumentar desde el punto de vista moral. ¿Estoy perdiendo facultades?

A ver si ganamos el Inter y me llevo una alegría ( y sobre todo, a ver si saco tiempo para escribir)

2 comentarios:

  1. Es verdad que el deporte siempre libera y aleja malos rollos. Ya sé que es fácil decirlo pero paciencia. Debe ser bonito dar tus primeros pasos con tu dagalín.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Atalanta. Estoy preparando una excursión al medio maratón. No creo que pueda correr pero si acercarme con más tropa de gastasuelas.

    ResponderEliminar